CULTO DE ORACIÓN



unidos con la Iglesia Reformada de Suba, según el mandato del Señor oramos con toda confianza

Para que él despierte el corazón de los hermanos para ir a hacer misiones
Porque capacite y provea lo necesario para un misionero
Porque la iglesia avance la obra evangelística
Porque el Señor nos conceda una iglesia bíblica en este pueblo

LA IGLESIA DE JESUCRISTO SE REÚNE PARA ORAR



Agregar leyenda
INTRODUCCIÓN: Cuando hablamos de la adoración publica hay tres cosas que hay que distinguir muy bien, recuerden que el tema de la adoración es un asunto de suma importancia, si nosotros no adoramos bien como Dios manda en su palabra, estamos violando el primer y segundo mandamiento de la ley de Dios, o uno de los dos o los dos.

Tres cosas debemos distinguir muy bien en cuanto a la adoración, las cuales son:
Circunstancias, elementos y la forma del culto, Circunstancias del culto, elementos del culto y la forma del culto.

Cuando hablamos de circunstancias del culto o de la adoración nos referimos a aquellas cosas que no tienen una justificación bíblica, como son los horarios de los cultos, el día entre semana, por ejemplo que himnario usamos, que bancas usamos, el lugar del culto, el inmobiliario, todas esas cosas que no tienen una justificación bíblica y que de acuerdo al sentido común las podemos arreglar, en este caso nuestra confesión de fe dice:

"...que hay algunas circunstancias tocantes a la adoración de Dios y al gobierno de la iglesia, comunes a las acciones y sociedades humanas, que deben arreglarse conforme a la luz de la naturaleza y de la prudencia cristiana, pero guardando siempre las reglas generales de la Palabra que han de observarse siempre."

Eso lo vimos en un sermón anterior, a esas cosas se le llama circunstancias y Dios las ha dejado en las manos de la iglesia local para que las determine.

Cuando hablamos de la forma, Dios en su palabra nos enseña acerca de cómo debemos hacer las cosas, como por ejemplo en orden, con reverencia, con santidad, con gozo y demás, la forma de la adoración está establecida por Dios en su palabra, a manera de ejemplo: 

Sal 100:1  Cantad alegres a Dios,  habitantes de toda la tierra. 2  Servid a Jehová con alegría;  Venid ante su presencia con regocijo.

Este es un salmo que habla del culto público y de cómo, de  cuál es la forma de adorar a Dios en el culto público. Cuando vamos a la iglesia a adorar a Dios debe ser con alegría y con regocijo.

Y cuando hablamos de elementos del culto nos referimos a las partes del culto, partes que Dios ha establecido claramente y que de ninguna manera se le debe añadir o quitar, los elementos del culto son aquellas cosas que hacemos porque Dios mando que las hiciéramos en su culto. Las cuales son: 

Oración, cantos, lectura de la Biblia, predicación de la Biblia, ofrendas y ordenanzas. 

Esos son los elementos o las partes que Dios mando para su culto. se pueden clasificar en seis o cinco si mencionamos la lectura aparte de la predicación son seis y si enceramos en Biblia ambas son cinco, pero esos son los elementos que Dios ha establecido para su adoración en el nuevo pacto.

La gran  pregunta que vamos a tratar ahora es: ¿Qué hacemos cuando nos reunimos? O en otras palabras ¿Cuáles son los elementos del culto?

Así que vamos a ver hoy primero el tema de la oración pública. ¿A qué nos reunimos?

NOS REUNIMOS A ORAR

Quisiera que iniciáramos viendo un pasaje clave del Antiguo testamento, el Señor iba llevando la historia hasta el punto de llegar al Nuevo pacto, Dios poco a poco le fue enseñando a su pueblo cuál era su plan y cada vez enseñaba más y más, en el Antiguo pacto podríamos decir que casi que la salvación estaba limitada para los judíos, por lo menos ese era el pensamiento de los judíos, pero Dios en su plan tenía; el salvar personas de todos los pueblos, tribus y lenguas así que dice en:

Isa 56:6  Y a los hijos de los extranjeros que sigan a Jehová para servirle,  y que amen el nombre de Jehová para ser sus siervos;  a todos los que guarden el día de reposo para no profanarlo,  y abracen mi pacto, Isa 56:7  yo los llevaré a mi santo monte,  y los recrearé en mi casa de oración;  sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar;  porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.

Indudablemente este es un pasaje que estaba hablando de nosotros, de los gentiles, de aquellos que creemos en el Señor y los que creerán aun, es un pasaje lleno de bendiciones, para nosotros, en un lenguaje profético, del Antiguo testamentario dice: los llevare a mi monte y los recreare en mi casa de oración. De esto es lo que el Señor habla, de la adoración publica, en la cual los verdaderos hijos de Dios se gozan y no solo se gozan sino que Dios mismo los recrea, es decir los llena de felicidad y de gozo  ¿Dónde? en su casa, Dios llena de felicidad y gozo, Dios recrea a sus hijos en su casa, en la adoración publica, venir al culto adorar a Dios y estar con los hermanos es un tiempo en el que el Señor nos llena de alegría, de gozo, de felicidad,  pero el punto clave es que dice: que su casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.

Así que la oración es uno de los elementos del culto, tanto que su casa tiene el nombre de casa de oración. Es tan importante la oración que la casa de Dios se llama así: casa de oración, La iglesia entonces debe ser una casa de oración, la iglesia local es llamada casa de oración.

I.                   BASE BÍBLICA DE LA ORACIÓN

a.      VEAMOS ESTE ELEMENTO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO. [1]
Ejemplo. El incienso aromático Ex. 30:34-38

Éxo 30:34  Dijo además Jehová a Moisés: Toma especias aromáticas, estacte y uña aromática y gálbano aromático e incienso puro; de todo en igual peso, Éxo 30:35  y harás de ello el incienso, un perfume según el arte del perfumador, bien mezclado, puro y santo. Éxo 30:36  Y molerás parte de él en polvo fino, y lo pondrás delante del testimonio en el tabernáculo de reunión, donde yo me mostraré a ti. Os será cosa santísima. Éxo 30:37  Como este incienso que harás, no os haréis otro según su composición; te será cosa sagrada para Jehová. Éxo 30:38  Cualquiera que hiciere otro como este para olerlo, será cortado de entre su pueblo.

Apocalipsis 5:8 Y cuando hubo tomado el libro,  los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero;  todos tenían arpas,  y copas de oro llenas de incienso,  que son las oraciones de los santos;

Y Apo 8:3  Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar,  con un incensario de oro;  y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos,  sobre el altar de oro que estaba delante del trono.

Apocalipsis, nos enseña lo que simbolizaba el incienso del Antiguo testamento, Dice que (en sentido simbólico) son las oraciones de los santos.  Si el incienso era el símbolo de las oraciones de los santos, entonces es importante estudiar lo que Dios mando respecto a su composición y uso del incienso. 

Dios mismo dio a Moisés la fórmula para su composición: estaba hecho de; estacte (que era una Goma resinosa extraída de la corteza del árbol estoraque su aroma es sumamente fragante); gálbano (una resina de olor fuerte y desagradable al olfato natural humano, pero de alto valor medicinal se extrae de la planta stagonitis), uña aromática (Se dice que se compone de la concha de una almeja. Cuando se quema expide un olor de almizcle) Éxo 30:34  Dijo además Jehová a Moisés: Toma especias aromáticas,  estacte y uña aromática y gálbano aromático e incienso puro;  de todo en igual peso,

Estos elementos tenían que ser mesclados en la misma cantidad. Nadie debía añadir ni quitar nada de su fórmula. Nadie por ingenioso que fuera tenía derecho a alterar su receta.) Éxo 30:37  Como este incienso que harás,  no os haréis otro según su composición;  te será cosa sagrada para Jehová. Cualquiera que lo hiciera debía ser cortado de entre el pueblo. Éxo 30:38  Cualquiera que hiciere otro como este para olerlo,  será cortado de entre su pueblo.

Este incienso era exclusivo para el servicio en el santuario, ningún otro tipo de incienso debía ofrecerse Éxo 30:9  No ofreceréis sobre él incienso extraño,  ni holocausto,  ni ofrenda;  ni tampoco derramaréis sobre él libación.

Esto implica que no debía emplearse sino solo para el servicio a Dios, y tampoco debía traerse a la presencia de Dios aromas provenientes de afuera, elaboradas según formulas humanas. 

El incienso era el perfume que acompañaba las ofrendas de adoración y alabanza (Lev 2:1  Cuando alguna persona ofreciere oblación a Jehová,  su ofrenda será flor de harina,  sobre la cual echará aceite,  y pondrá sobre ella incienso, Lev 6:15  Y tomará de ella un puñado de la flor de harina de la ofrenda,  y de su aceite,  y todo el incienso que está sobre la ofrenda,  y lo hará arder sobre el altar por memorial en olor grato a Jehová.)

y el que llenaba el santuario después del sacrificio de expiación para que aquel por quien se había hecho expiación no muriera (Lv. 16: 11-13, 11  Y hará traer Aarón el becerro que era para expiación suya,  y hará la reconciliación por sí y por su casa,  y degollará en expiación el becerro que es suyo. Lev 16:12  Después tomará un incensario lleno de brasas de fuego del altar de delante de Jehová,  y sus puños llenos del perfume aromático molido,  y lo llevará detrás del velo. Lev 16:13  Y pondrá el perfume sobre el fuego delante de Jehová,  y la nube del perfume cubrirá el propiciatorio que está sobre el testimonio,  para que no muera)

Era el perfume que ambientaba el lugar santo a tarde y a mañana. Éxo 30:7  Y Aarón quemará incienso aromático sobre él;  cada mañana cuando aliste las lámparas lo quemará. Éxo 30:8  Y cuando Aarón encienda las lámparas al anochecer,  quemará el incienso;  rito perpetuo delante de Jehová por vuestras generaciones.

Y  por ninguna razón este ambiente debía ser producido según el parecer de hombre alguno, sino según las prescripciones dadas por la palabra de Dios.  Éxo 30:9  No ofreceréis sobre él incienso extraño,  ni holocausto,  ni ofrenda;  ni tampoco derramaréis sobre él libación.

El incienso pues representa las oraciones de los santos Y principalmente este incienso representa la obra intercesora del Señor Jesús rogando cada día por nosotros. Había toda una enseñanza de Dios al respecto.

Ahora el problema es que Hoy, este principio divino para la adoración y principalmente para la oración, se ignora por completo en los cultos modernos; muchas iglesias y líderes ignoran que así como el incienso era especificado por Dios, así la oración es especificada por Dios, muchas personas hacen oraciones mundanas en la iglesia, son oraciones mundanas realmente, las oraciones de muchas iglesias son producto de una mala mezcla mundana, secular, absolutamente materialista, y hasta ocultista, muchos libros de oración se han escrito no según la enseñanza de la Biblia sino según las corrientes de las personas de este mundo, porque los  ingredientes que utilizan son traídos del mundo, elaborados por el mundo y para usos contrarios a la adoración a Dios.

Así que esto del Antiguo testamento nos enseña que hay que aprender a orar como Dios dice en su palabra y que la oración publica esta enseñada en la escritura claramente de manera que no podemos inventarla sino orar tal y como Dios nos enseña en su palabra.

Entonces:

b.      VEAMOS ESTE ELEMENTO EN EL NUEVO TESTAMENTO.[2]
La oración es sumamente importante en la vida de la iglesia. Hay una conexión intima entre la bendición de Dios y la oración de Su pueblo. Ya que como lo vimos Dios dice mi casa será llamada casa de oración. Nosotros que somos su casa debemos estudiar muy bien este tema, para que Dios sea adorado y para que la iglesia reciba esas bendiciones.

Testimonio Bíblico de la iglesia primitiva:

· Hechos 1:14: “Todos éstos estaban unánimes, entregados de continuo a la oración junto con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con los hermanos de Él”.
· Hechos 2:42: “Y se dedicaban continuamente a las enseñanzas de los apóstoles, a la comunión, al partimiento del pan y a la oración”.
· Hechos 4:23-31 “Cuando quedaron en libertad, fueron a los suyos y les contaron todo lo que los principales sacerdotes y los ancianos les habían dicho. Al oír ellos esto, unánimes alzaron la voz a Dios y dijeron: Oh, Señor, tú eres el que HICISTE EL CIELO Y LA TIERRA, EL MAR Y TODO LO QUE EN ELLOS HAY…”. En el verso 31 se nos muestra la efectividad que tiene la oración de pueblo de Dios. Cuando ellos estaban derramando su corazón delante de Dios, fueron llenos del Espíritu Santo y hablaban con denuedo la palabra de Dios. Ciertamente que nunca debemos subestimar el tremendo poder que tiene la oración publica en la vida de una iglesia.
· Hechos 12:5 “Así pues, Pedro era custodiado en la cárcel, pero la iglesia hacía oración ferviente a Dios por él”.

Estos pasajes nos muestran que la iglesia en sus primeros días se reunía a orar, podemos notar que hacían reuniones de oración y que la oración hacia parte de ella, y por lo tanto la oración debe hacer parte de toda iglesia verdadera, como la nuestra.

II.                ¿POR QUÉ COSAS DEBEMOS ORAR?

· De Efesios 6:18-19 aprendemos que debemos orar por todos los santos. En otras palabras, debe ser una oración comprehensiva, que abarque todas las necesidades del pueblo de Dios, especialmente por el éxito del evangelio al ser predicado y los temas espirituales de la iglesia.
· De Filipenses 1:19 aprendemos que debemos orar por todos aquellos que estén en situaciones aflictivas. También Hechos 12 enseña el mismo principio.
· De 1 Timoteo 2:1-8 aprendemos que debemos orar por aquellos que están en autoridad sobre nosotros, para que podamos vivir una vida quieta y reposada, con el propósito de que el evangelio se expanda.

Lucas 11:13 aprendemos que debemos orar pidiendo el Espíritu Santo

Con estos pasajes solo he querido mostrarles algunos ejemplos de que Dios nos enseña en su palabra por qué Cosas debemos orar y estas debemos tenerlas en cuenta en nuestra oración pública.

III.             ¿CUÁNDO DEBEMOS ORAR?

Hay lo que podríamos llamar situaciones ordinarias y situaciones especiales. Considerando que hay necesidades generales de la iglesia y viendo las prácticas de los apóstoles, nos parece prudente y hasta necesario que la iglesia se reúna y ore semanalmente. Hacer cultos exclusivos de oración y cultos donde se usen todos los elementos del culto entre ellos la oración, esto es lo que le llamaríamos situaciones ordinarias.

Pero también podemos ver oraciones especiales, viendo la evidencia de Hechos 4 y Hechos 12, también aprendemos que hay ciertas ocasiones de aflicción que mueven a la iglesia a situaciones especiales de oración.

Además, viendo la evidencia de Hechos 6, 13 y Hechos 14, aprendemos que hay asuntos en la vida de la iglesia cuando esta se involucra en hacer cosas de suma importancia espiritual, por las cuales hay que orar como son:

Como el nombramiento de nuevos líderes y la elección de hombres para el servicio misionero.

La evidencia que tenemos en el Nuevo Testamento es que en esas situaciones la iglesia se entregó al ayuno y a la oración. Así que, hay situaciones  ordinarias y situaciones especiales para orar.

IV.              ¿QUIÉNES HAN DE DIRIGIR LA ORACIÓN?

Noten todos debemos orar, grandes y pequeños, mujeres y hombres, líderes y no lideres todos debemos orar, pero ¿quiénes han de dirigir la oración?

1Ti 2:8  Quiero,  pues,  que los hombres oren en todo lugar,  levantando manos santas,  sin ira ni contienda,

Dice que los varones de la iglesia deben hacerlo. La palabra en griego para “hombres”, (Quiero,  pues,  que los hombres) en este pasaje no se refiere a hombres de manera genérica, sino a “varones” adultos.

Dios claramente había mostrado que su voluntad es que los hombres sean quienes dirijan en la asamblea pública de la iglesia. Pablo dice a Timoteo “Quiero que sepas como conducirse en la casa de Dios, que es columna y baluarte de la verdad”. Entre esas cosas que Pablo por inspiración quería que se hiciesen en la iglesia, era que los hombres orasen.

Y esto está en completa armonía con el pasaje de 1Ti 2:12  Porque no permito a la mujer enseñar,  ni ejercer dominio sobre el hombre,  sino estar en silencio. El pasaje dice que no permite a la mujer enseñar, pero no solo eso sino más, que no le permite ejercer dominio sobre el varón, así que cualquier actividad en el culto que tenga que ver con dirigir está restringida para los hombres, Así que cuando la iglesia este reunida en culto público, en adoración publica son los hombres los que deben orar.

V.                 ¿CÓMO DEBEMOS ORAR?

a) Con reverencia: “Por lo cual, puesto que recibimos un reino que es inconmovible, demostremos gratitud, mediante la cual ofrezcamos a Dios un servicio aceptable con temor y reverencia” (Heb. 12:28).

b) En unidad de mente, es decir puestos de acuerdo en que cosas vamos a pedir. Hch. 2:1  Cuando llegó el día de Pentecostés,  estaban todos unánimes juntos.
Hch. 2:42  Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles,  en la comunión unos con otros,  en el partimiento del pan y en las oraciones.
Mat 18:19  Otra vez os digo,  que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren,  les será hecho por mi Padre que está en los cielos.

c) Con sinceridad e interés  (Hch. 12:5; Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel;  pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él.

d) Espiritualmente, es decir, en el poder del Espíritu Efe 6:18  orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu,  y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; Efe 6:19  y por mí,  a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio, Efe 6:20  por el cual soy embajador en cadenas;  que con denuedo hable de él,  como debo hablar.

Jud 1:20  Pero vosotros,  amados,  edificándoos sobre vuestra santísima fe,  orando en el Espíritu Santo,

e) Con fe, es decir, creyendo que Dios es poderoso para darnos lo prometido Stg 5:16  Confesaos vuestras ofensas unos a otros,  y orad unos por otros,  para que seáis sanados.  La oración eficaz del justo puede mucho. Stg 1:6  Pero pida con fe,  no dudando nada;  porque el que duda es semejante a la onda del mar,  que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.

g) Con humildad, es decir, con sumisión a la voluntad de Dios Mat 26:39  Yendo un poco adelante,  se postró sobre su rostro,  orando y diciendo: Padre mío,  si es posible,  pase de mí esta copa;  pero no sea como yo quiero,  sino como tú.

h) con orden. Nuestras oraciones no deben ser un despliegue de desorden como lo vemos en muchos lugares debe hacerse con orden, 1Co 14:40  pero hágase todo decentemente y con orden. Todo en la iglesia ha de hacerse de esta manera la oración también, noten lo que dice por ejemplo el verso 1Co 14:27  Si habla alguno en lengua extraña,  sea esto por dos,  o a lo más tres,  y por turno;  y uno interprete.

El hecho de hacer las cosas por turno nos enseña orden, la idea entonces es que un hermano dirige en voz alta y los otros siguen y apoyan esa oración en silencio o voz baja que no desordene, que no distraiga, lo cual revela orden en la oración pública.

Noten como lo asume Pablo. 1Co 14:15  ¿Qué,  pues?  Oraré con el espíritu,  pero oraré también con el entendimiento;  cantaré con el espíritu,  pero cantaré también con el entendimiento. 1Co 14:16  Porque si bendices sólo con el espíritu,  el que ocupa lugar de simple oyente,  ¿cómo dirá el Amén a tu acción de gracias?  Pues no sabe lo que has dicho.

Pablo enseñando aquí acerca de la oración asume que uno dirige y otro ocupa el lugar de simple oyente y este debe entender lo que se dice para que pueda decir amen. Mostrándonos así de esta manera el orden correcto en la oración.

Y Dios bendice y responde nuestras oraciones, Sin embargo debemos entender que la oración está Condicionada a la voluntad soberana de Dios. Santiago nos dice claramente que debemos pedir según su voluntad y no para sumirnos en nuestras propias codicias, No siempre recibimos lo que queremos porque pedimos mal, la iglesia no debe pedir mal y pidiendo bien aun en ese caso debe entender que Dios responde conforme a su voluntad.

El Señor Jesús oro “Si es posible, que pase de Mi esta copa”, pero la voluntad de Dios fue que la copa no pasara. Por lo tanto, debemos someternos a la voluntad de Dios en los casos cuando Dios dice ¡No es mi voluntad! Entonces él nos concede la paz para someternos a su voluntad.

VI.              ¿CUÁLES SON LOS RESULTADOS DE ORAR?

Tenemos una promesa Mat 18:19  Otra vez os digo,  que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren,  les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Mat 18:20  Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre,  allí estoy yo en medio de ellos.

La oración privada es importante, es decir es muy importante que usted ore en su casa, en la calle, en todo momento, la biblia dice orad sin cesar, esa oración es muy importante, pero en el culto, en la reunión pública, cuando nos reunimos como iglesia sabemos que hay un elemento especial, la adoración publica es más importante aún, cuando nos reunimos como iglesia tenemos maravillosas promesas, como ésta cuando nos reunimos como iglesia dice el Señor que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren,  les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Mat 18:20  Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre,  allí estoy yo en medio de ellos.

Ahora hay personas que dicen, que no hay que ir a la iglesia por que uno puede orar desde la casa, o que uno puede adorar a Dios desde la casa, pero la biblia nos enseña que eso en cierto sentido es un error, hay que adorar a Dios  en lo privado de mi vida, pero también debo adorar a Dios públicamente, con mis hermanos, reunido con ellos como Dios manda para hacer las cosas que Dios manda y nos da más maravillosas promesas para nuestra oración pública, como su presencia especial

Debemos aprender entonces a valorar el culto de oración y debemos aprender a valorar las oraciones públicas.

Flp 1:19  Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo,  esto resultará en mi liberación,

Noten como Pablo confiaba en la oración de la iglesia, yo se dice que por vuestra oración esto resultará en mi liberación,

Bueno en todos estos pasajes se nos promete la bendición de Dios al contestar nuestras oraciones públicas o congregacionales. Nuestras oraciones cobran mayor importancia cuando las hacemos juntos, cuando tenemos estas cosas en común, y juntos le pedimos a Dios su bendición, tenemos la promesa de que nos va a contestar, en su gracia y generosidad





[1] Tomado de una enseñanza del pastor Ramiro Beltran
[2] Tomado de: la doctrina de la iglesia,  pastor Gregory Nichols