¿cómo actua el pecado?

¿Cómo actúa el pecado?



Queridos hermanos en este día quiero con la bendición, ayuda y dirección de Dios, detenerme un poco más en la manera cómo actúa el pecado, ya hemos visto como fue la tentación, el pecado de Eva y el pecado de Adán, hemos insistido en el hecho de que la imagen de Dios en el hombre quedo pervertida, pero nos es necesario conocer de una manera más efectiva como actúa el pecado de manera que cada uno de nosotros nos podamos apartar de él y vivir en santidad para Dios. Si conocemos como actúa el pecado podremos escaparnos de él, aclarando que es siempre por la obra de Dios en nuestras vidas que podemos ser santos. Por que como dice la escritura: sin santidad nadie vera al señor.
Gén 3:1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? 2 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; 3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. 4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.



Vamos por lo tanto a estudiar tres pasos para la caída:



1. Poner en duda la palabra de Dios
2. Negar que haya algún peligro al pecar
3. Buscarle ventajas o placer al pecado



1, Poner en duda la palabra de Dios. Gén 3:1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

El diablo con esta pregunta quería que Eva dudara: “¿será que yo oí bien? o ¿será que Adán si me dijo bien lo que Dios le había dicho? Peor aún ¿será que Dios se equivoco? Esa es la intención del diablo en este momento. Para esta fecha el diablo y otros ángeles eran los únicos que habían pecado de manera que si vamos a estudiar el pecado debemos estudiarlo en él. Pero debemos aclarar y recordar que todo lo que Dios creó era bueno, los ángeles hacen parte de la creación de Dios aunque no se mencionan antes, el hecho de que no se mencionen no indica que Dios los hizo malos, o que no hagan parte de la creación. Es decir que es falso pensar que fueron creados antes o después del relato de génesis 1.

Recordemos por una parte Gén 1:1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Antes de esto solo se encontraba Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, estaban juntos y ellos decidieron crear, de manera que aun los ángeles hacen parte de la creación de Dios, noten mis hermanos que el pasaje no dice en el principio estaba Dios y los ángeles y Dios creó, no, Dios estaba solo en el principio y el principio es cuando comenzó a crear, Col 1:16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Sal 148:1 Alabad a Jehová desde los cielos; Alabadle en las alturas. Sal 148:2 Alabadle, vosotros todos sus ángeles; Alabadle, vosotros todos sus ejércitos. Sal 148:3 Alabadle, sol y luna; Alabadle, vosotras todas, lucientes estrellas. Sal 148:4 Alabadle, cielos de los cielos, Y las aguas que están sobre los cielos. Sal 148:5 Alaben el nombre de Jehová; Porque él mandó, y fueron creados.
Estos pasajes son prueba suficiente que los ángeles hacen parte de la creación de Dios y toda la creación de Dios era buena en gran manera.
Por otra parte algunos ángeles pecaron, Job 4:18 He aquí, en sus siervos no confía, Y notó necedad en sus ángeles; 2Pe 2:4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

De manera que en el capítulo 3 de génesis vemos que ya los ángeles habían pecado especialmente Satanás, y habiendo pecado se convierte en un tentador, esto es importante porque el pecado se puede ver de la misma manera siempre, noten hermanos que al igual que Satanás, Eva después que peco y se convirtió en una tentadora, Eva: dice el verso 6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

En sermones anteriores les mencione que los pasos de Eva hacia el pecado fueron: ver, tomar y comer ahí ya peco pero no se quedó ahí sino que se convirtió en la tentadora de su marido por eso el pasaje termina diciendo y dio también a su marido. Eva le dio a su marido del pecado.

Satanás por su parte peco y se convirtió en un tentador, porque de alguna manera el que peca no lo quiere hacer solo, sino que se quiere sentir apoyado en su maldad. Muchas veces cuando las personas pecan buscan que los apoyen en su casa o un amigo o alguien más lejano, lo quieren convencer con sus palabras para tener un cómplice de su maldad. Así mismo actuó Eva, ella hubiera podido decirle a su esposo. “Peque, no vayas a pecar tu también”, hubiera podido advertirle pero no lo hizo, ella busco que el pecara como ella, así que su pecado es terrible.

Esta es la razón por la que hoy estamos analizando la tentación para ver sus pasos y huir de ellos hermanos para que no pequemos.

Lo primero que hace el diablo es poner en duda la palabra de Dios, poner en duda que algo sea pecado, eso fue lo que le transmitió a Eva por que la forma de actuar del diablo es así: primero enseña a dudar de Dios, luego les enseña a negarlo, primero les enseña a ser escépticos luego les enseña a ser ateos, le enseño a Eva a dudar en la palabra de Dios luego le enseño a ser incrédula, ella dudo, luego ya no creyó.

¿Pero qué de los seres humanos? Desde que Adán peco, el pecado hace parte de nosotros ya no necesitamos que otra persona nos tiente, el diablo es el tentador pero aun si él no nos tienta dentro de todos los seres humanos habita el pecado, nosotros mismos tenemos esa tendencia. Stg 1:13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; 14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. 15 Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

Entonces dentro de nosotros mismos va a nacer la duda, estamos diciendo que el primer paso a la caída es Poner en duda si lo que Dios le llama pecado es pecado, así es que todo pecado es exactamente igual. Poner en duda si algo es pecado es la actitud de toda persona que cae en pecado.

Ejemplo: Gén 16:1 Sarai mujer de Abram no le daba hijos; y ella tenía una sierva egipcia, que se llamaba Agar. 2 Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Jehová me ha hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva; quizá tendré hijos de ella. Y atendió Abram al ruego de Sarai. 3 Y Sarai mujer de Abram tomó a Agar su sierva egipcia, al cabo de diez años que había habitado Abram en la tierra de Canaán, y la dio por mujer a Abram su marido. 4 Y él se llegó a Agar, la cual concibió; y cuando vio que había concebido, miraba con desprecio a su señora.

Dios le había dicho a Abraham que le daría hijos y no una, varias veces 12:7, 13:15-16, 15:5, 13 y 18. Y que hicieron dudar de la palabra de Dios, ¿cuál es el paso que dieron? Sara lo llevo a dudar de lo que Dios había dicho.
Otro caso Pedro Mat 26:34 Jesús le dijo: De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces. 35 Pedro le dijo: Aunque me sea necesario morir contigo, no te negaré. Y todos los discípulos dijeron lo mismo.
El Señor le decía Pedro usted va ha hacer esto y el no, no lo haré, negó una y otra vez la palabra de Dios, la tubo en poco y eso lo llevo a pecar sabemos que negó al señor esa noche tal y como el señor se lo había dicho.

Y ¿qué hacen los hombres? Lo mismo negar, dudar de la palabra de Dios, decimos yo no creo que eso sea tan malo, o el pastor es un exagerado, o yo no creo que eso sea palabra de Dios, esa Biblia no es palabra de Dios eso lo escribieron hombres, o quien me prueba que eso que dice allí es verdad, o muchas otras palabras con las que se niega lo que Dios nos está diciendo.

La humanidad en general es incrédula, las personas no creen en Dios ni en su palabra, por eso sus vidas son pecaminosas, todo lo que hacen es seguir sus propios pensamientos, que son malos como lo hemos visto, algunos ni siquiera se preocupan por saber que dice Dios, su incredulidad esta a tal punto que ni les pasa por la mente enterarse de que piensa Dios de cualquier tema, si es correcto o no hacer tal negocio, si es correcto o no enseñar a los hijos, o disciplinarlos, si se debe o no asistir a una iglesia, porque hermanos hay que entender que los mandamientos de Dios son para toda la humanidad así no crean en Dios, si fuera solo para los cristianos ellos no tendrían pecado pero tienen pecado por su incredulidad y por eso es que el llamado es, ¡crean en Cristo!

Mientras no se crea en él, el pecado será la única realidad de nuestras vidas, recuerden que estamos diciendo que dudar de la palabra de Dios es el primer paso al pecado, y también es pecado, por eso todo el que no cree en Dios está en pecado.
A veces nos ponemos a pensar “no pero mi tío pepito no mata a nadie, no roba, no se emborracha, es juicioso, yo creo que él no es pecador” el no merece el infierno. ¿Será así? bueno si el tío pepito no cree en Dios y su palabra aunque no tenga esos pecados tendrá otros porque eso es el primer paso a pecar. No cree en Dios y su palabra, es un incrédulo, por lo tanto aunque no robe o mate, o sea borracho es un hombre pecador porque el primer paso para pecar es dudar de la palabra de Dios. Es el principal pecado, decirle a Dios mentiroso Y es suficiente para ser condenado leamos: Juan 3:17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. 18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. 19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Vean mis hermanos que la condenación aquí es la incredulidad no han creído en el unigénito hijo de Dios esto los lleva a la condenación.

Ahora en cuanto a los cristianos lo primero que Dios les da es la fe, por esa fe un cristiano cree que es verdadera cualquier cosa revelada en la palabra de Dios, y es capacitado para confiar plenamente en esa verdad que es la palabra de Dios.

De manera que el cristiano ya no es como cualquier otro ser humano que duda o no cree en la palabra de Dios, no, el cristiano ahora cree que la palabra de Dios es verdad y esto lo capacita para que a medida que aprende de la palabra de Dios por medio de la predicación cambie su vida, es decir; el cristiano por la fe es capacitado para que se santifique por la obra del Espíritu Santo, el que no cree esta pecando, el que cree se santifica.

El cristiano se santifica por que Dios le está enseñando que cosas son pecado y él se aparta de ellas por que ama a Dios, cree en él y lo ama, y se aparta del pecado, es la fe la que le da está capacidad y por eso el apóstol Pablo en Efesios 4 le pide a los hermanos que dejen el pecado, que dejen su antigua manera de vivir, por que ahora tienen lo que necesitan para ser santos.

Sin embargo algo que es muy claro es que aún queda pecado remanente en los cristianos, pero es remanente o sea que no es el mismo pecado de cuando no creían en Dios y no tiene la misma fuerza por que Cristo lo venció, es un remanente de pecado. Pregunta ¿Qué deben hacer entonces los cristianos? Empaparse de la palabra de Dios, saber que enseña Dios, depender del Espíritu Santo, orar y apartase del pecado.
¡Pero en cuanto al pecado ocurre lo mismo cuando el cristiano se descuida, lo primero que ocurre es que Pone en duda la palabra de Dios, a veces los cristianos descuidados empiezan a pensar si en realidad eso es pecado o no, o si no es tan grave, empiezan a dudar y esa incredulidad es la que los lleva a pecar, en el momento que un cristiano se deje arrastrar por el pecado de esa forma está dando el primer paso hacia el pecado, está dando el primer paso para desechar a Dios, está dando el primer paso para decirle a Dios con sus actos que no le importan sus palabras, peca contra Dios, lo traiciona igual que Adán, lo ofende, se alía con la serpiente, coloca sus afectos no en Dios sino en los placeres que ofrece el pecado y de esa manera ofende a Dios en su grado más alto aun cuando Cristo murió por él, actúa como si no le importara en lo más mínimo! ¿Por qué? porque dudo de la palabra de Dios

Por eso el apóstol enseña Rom. 13:13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, 14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.
Si utilizamos nuestra mente, este regalo de Dios para dudar de la palabra de Dios, si utilizamos nuestra mente para la incredulidad estaremos proveyendo para los deseos de la carne y pronto, muy pronto caeremos en otros pecados que ofenden a nuestro Dios.

Alguno de ustedes podrá decir y Dios quiera que no, “eso Dios me perdona” ojala no haya ninguno así que no tenga temor de Dios en su corazón, por que la palabra de Dios es muy clara miren lo que dice Hebreos 3:12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; Heb 3:13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. Heb 3:14 Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio, Heb 3:15 entre tanto que se dice: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación.

¡Hermanos y yo debo advertirles como Pastor que no se engañen, porque si en su corazón hay incredulidad usted está a las puertas de la condenación, en el corazón del cristiano debe haber temor de Dios, el cristiano no quiere pecar contra Dios, el cristiano no es incrédulo, el incrédulo es un condenado y si ustedes han sido tocados por Dios no deben dudar de Dios y su palabra porque esto los lleva a pecar y a mostrar su incredulidad hacia Dios, así que su vida debe ser una vida de obediencia a la palabra de Dios! Y nunca pero nunca; debemos usar nuestra mente para el pecado.

Conclusión:

1, El primer paso que vemos en génesis hacia el pecado es la incredulidad, poner en duda la palabra de Dios, hermanos quiera Dios tocar sus corazones para que nunca, jamás ninguno de ustedes ponga en duda su palabra. Que su fe este firme bien cimentada en la palabra de Dios para que no caiga. Que estén atentos a los sermones, a la lectura de su palabra y que sean estudiantes de la palabra de Dios todos los días en sus hogares, para que ella los fortalezca día tras día y sean hombres y mujeres temerosos de Dios.

2, que de alguna manera si usted hoy está utilizando su mente para negar la palabra de Dios, para dudar de ella, si usted hoy se está convenciendo de que lo que va a hacer no es pecado, ¡tenga temor de Dios, no lo haga, respete al señor que murió en la cruz por usted, y tenga la firme decisión de solo obedecer su palabra aun si las cosas usted no las entiende! Propóngase hoy hermano obedecer a Dios. Y solo obedecer a Dios.

3, para los que no creen en Cristo, déjeme decirles si escucho atentamente este sermón debe saber que su incredulidad lo lleva a la perdición eterna, su incredulidad lo está condenando, por eso no espere mas, crea en Cristo, crea en su palabra que lo llama pecador, pero también le dice que crea en Cristo para la salvación de su alma. Por esto yo le digo: Venga a Cristo, arrepiéntase de sus pecados, viva de hoy en adelante como dice su palabra y déjeme decirle que si usted viene a Cristo, él lo recibirá, lo perdonará, lo santificará y le dará vida eterna llena de su gozo y de su perdón. Pero venga a Cristo, otra vez le digo crea en él, hágalo. Sea salvo de esta generación perversa. Venga y guste que es bueno Dios.

No hay comentarios: