Dios y la Biblia





Es de lamentar la manera como muchos pretenden dividir o separar la palabra de Dios, de Dios mismo, como si la palabra fuera uno y Dios otro.


O por decirlo de otra manera como si la palabra no fuera la palabra de Dios, o como si las palabras de Dios no hubiesen sido inspiradas por Dios.


a tal punto, que cuando leen la palabra, o se les predica la palabra, aun hay en ellos esta idea de que quisieran saber qué es lo que Dios piensa. como si esto no lo supiéramos por su palabra.

muy diferente a lo que decía el apóstol, que nos mandaba a estar atentos a ella.

2 Pedro 1:19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; 20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, 21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

¡que Dios quiera que entendamos!
que la palabra, es su palabra

que la palabra de Dios nos basta para todas nuestras necesidades y que fuera de la palabra solo encontraremos miseria para nuestras almas.

como dijo Calvino:

...pero, a fin de que en nombre del Espíritu de Dios, no se nos meta poco a poco Satanás, quiere el Señor que lo reconozcamos en su imagen, que el ha impreso en la escritura santa. el no puede ser distinto, cual se manifestó en ella


así que debemos mas bien conformarnos a las escrituras, que nuestra vida se afirme en ellas, y cada parte de nuestras vidas la vivamos conforme a ella. porque ella es la palabra de Dios, es su voluntad escrita para nosotros

No hay comentarios: