BENEFICIOS DE LAS CONFESIONES DE FE 3

3. UN CREDO SIRVE DE NORMA CONCISA MEDIANTE LA CUAL EVALUAR A LOS MINISTROS DE LA PALABRA

Pastor: ROBERT P MARTIN

Los  ministros   de  la  Palabra    han   de  ser  'hombres  fieles'  (2 Ti.  2:2), retenedores   'de  la  palabra  fiel  tal  como   ha  sido   enseñada,    para   que  también    pueda    exhortar    con  sana   enseñanza'    (Tít.1:9).

Hemos   de  estar   en  guardia    contra    los  falsos   profetas    y  apóstoles.   Hemos   de  'probar    los espíritus,    si  son   de  Dios'   (1  Jn.   4:1).  

No  hemos   de  recibir   a  un   hombre    infiel   en  nuestros hogares    o darle   un  saludo   fraternal,   para   no  ser  partícipes   de  sus  malas   obras   (2 Jn.   10).

No  podemos    obedecer   estas    amonestaciones     recibiendo   simplemente    la   confesión   de   que alguien    cree   la  Biblia.  

Debemos  saber   lo que  cree  que  la  Biblia   enseña    acerca    de  las  grandes cuestiones.   

Una   confesión   de  fe hace   relativamente    fácil  para   la  Iglesia   inquirir  acerca    de  la ortodoxia    doctrinal    de   una    persona     en   el  amplio    campo    de   la   verdad     bíblica.     Sin   una confesión   de  fe  la  evaluación   que   hace   una   iglesia   de  sus   ministros   es  fortuita    y superficial en  el mejor   de  los  casos;   y la  iglesia   estará    en  gran   peligro   de  imponer    las  manos    a neófitos    y herejes,      todo    porque     no   mide    a   los   candidatos     al   ministerio    por   una    norma     amplia   y profunda.

Y  lo  que   es  cierto    en  el  reconocimiento    que   hace   la  Iglesia   de  sus   ministros    es  doblemente cierto   cuando     reconoce   a  los  maestros   apartados    para   preparar     hombres   para   el  ministerio. 

No  se  puede    sobrestimar    el daño   infligido  a  las  iglesias    por  la  negligencia   al  colocar    hombres en  la  enseñanza     teológica  y darles    la  oportunidad    de  moldear    las  maleables   mentes    y almas de jóvenes     candidatos    al ministerio.









No hay comentarios: